Hablando un poco sobre Prevención  
   

Es una pena que a pesar de los grandes avances tecnológicos en cuanto a comunicación se refiere, continuemos con un retraso en el entendimiento de la misma, se distorsionan las noticias con amarillismo con el único propósito de vender, se realizan campañas publicitarias ofreciendo basura engañando al consumidor y se da información manipulada de manera rebuscada ocultando la verdad o diciendo verdades a medias.  

Esta situación nos perjudica a todos, afectando seriamente la salud y  economía de los hogares de la sociedad en general.

Los niños son al fin de cuentas el producto de nuestra educación, aprenden lo que ven, y son el resultado de nuestras acciones.

Si nos detenemos un minuto para analizar lo que les estamos enseñando, caeremos en cuenta que los niños a diario ven y escuchan sobre la guerra, el hambre, los secuestros, el fraude, los engaños, la basura y contaminación, la violencia familiar, etc. Será esto lo que ellos necesitan durante su infancia? Estaremos dándoles la adecuada educación?

Por otro lado con el acelerado ritmo de vida que llevamos y al que los hemos sometiendo, les estamos robando su infancia. Tienen su agenda saturada entre compromisos, tareas, diferentes clases y actividades extracurriculares, sometidos a un estrés cada vez mayor.

Sin dejar de mencionar los programas  de televisión, los videojuegos, los juguetes en general, así como del tipo de alimentación y los hábitos alimenticios (“somos lo que comemos”), entre otras situaciones de la vida diaria de un infante, que se convierten cada día en un peligro que en aumento atentan contra la salud, alterando el crecimiento y el desarrollo físico y psicosocial de ellos mismos. Los niños son cada vez menos niños,  lamentablemente les estamos robando su infancia.

Es necesario levantar la voz y exigir un cambio, cambiar nuestra actitud y buscar un  mejor lugar, que brinde adecuadas condiciones de vida para los futuros representantes de la humanidad “los niños”.

Quisiera tener la capacidad cognoscitiva y educativa para poder solucionar todos estos problemas sociales que afectan a nuestros niños, pero en realidad me siento muy limitado, razón por la que me limito a mi área, buscando participar con mis artículos, proporcionando un apoyo en la educación de  los padres de familia que les permita obtener información básica e indispensable para cuidar  de la salud bucodental de sus hijos así como de la economía de su hogar.

Busco sembrar la semilla de la prevención, acción que por desgracia tenemos olvidada y empolvada en un rincón, sabiendo que existe y que ahí está, pero ignorándola y haciendo poco o nada al respecto.

Hablamos a diario de lo costoso y molesto que resulta un determinado tratamiento, pero no hacemos nada para evitarlo, olvidamos que la mejor medicina es la preventiva.

En mi práctica profesional, valoro todos los días niños en deplorables condiciones de salud bucodental, situación generada por falta de cuidados higiénicos, ausencia de una alimentación sana, malos hábitos funcionales, en resumen falta de educación. Que ocurre? Por que si mi hijo ha nacido sano, con la edad su salud se compromete? Por que si los dientes salen sanos, a la edad de dos o tres años la mayoría de los niños en México tienen problemas en su boca? Por que debo esperar a que mi hijo este enfermo para llevarlo consulta? Por que es mas fácil entender que un automóvil requiere de mantenimiento continuo para su buen funcionamiento y es tal complicado entender que nuestro cuerpo requiere de igual manera  cuidados especiales y chequeos periódicos, para poder mantener y preservar la salud?

La prevención es una importante rama de las ciencias de la salud, que en su nivel mas bajo, busca la promoción a la salud. Que significa esto? Significa Cuidarnos para no enfermarnos, cuidarnos para preservar la salud y en caso de no saber como hacerlo, significa buscar el consejo y la educacion necesaria para cumplir con este objetivo.

La profesión Odontológica desafortunadamente, es una profesión desprestigiada gracias a la falta de prevención y educación en todos los niveles.

La palabra dentista es sinónimo de miedo, dolor, angustia, de tratamientos caros y difíciles de realizar, etc.

Si prevenimos entenderemos que podemos cambiar las consultas estresantes, tardadas y caras, por citas placenteras, cortas y sobre todo de menor costo, no solo emocional sino económico.

Con estas medidas podríamos quizás, cambiar radicalmente la mala experiencia que nos deja la visita al consultorio dental. Podríamos además dignificar a la profesión Odontológica, brindándole el respeto que ésta exige.

        Es importante este cambio de actitud en todos  los profesionales de la salud, debemos hacer a un lado la mentalidad reparadora, para adoptar una mentalidad preservadora. Por otro lado es necesario seguir el ejemplo que nos plantea el Dr. Luís Fernando Maciel (Guadalajara, Jal. México), formando un equipo multidisciplinario, para tratar el síndrome de respiración bucal. Adoptar esa propuesta y emplearla en todas las patologías a las que nos enfrentamos día a día. Es necesario un cambio de actitud para respetar a nuestros pacientes y brindarles una atención integral como un todo, dejar de verlos como un número o como un diente careado o como una enfermedad.

Más aún debemos tratar a nuestros pacientes de manera Holística, entendiendo que como cualquiera de nosotros, tiene necesidades y carencias, que se presenta con temores y angustia, en conclusión que es una persona, un ser humano que requiere respeto y tiene derecho a una atención integral honorable y digna.

        Como siempre mis escritos van encaminados a despertar la atención de los padres de familia y profesionales de la salud, para que sean nuestros mejores aliados en esta constante y difícil lucha en contra de la falta de conocimiento que atenta contra la salud de nuestros hijos.
                   
Recuerde que la salud inicia con una bella sonrisa.


Dr. Miguel Ángel Osuna Gavica
Master en Estomatología Pediátrica.