“Dr. Le hablo por que mi niño estaba jugando con sus amiguitos, lo golpearon y le rompieron un diente, ¿QUE HAGO?”



Esta es una frase que se escucha frecuentemente en el teléfono móvil de Odontopediatras o de Pediatras (lo indicado es que el Odontopediatra se encargue de resolver este problema).

Cuando ocurre un traumatismo en el que se involucra la boca y no hay riesgo alguno con la vida del paciente, lo mas indicado es trasladarse a la oficina (clínica) de su Odontopediatra. El tiempo juega un papel muy importante en el pronóstico de los daños sufridos en este accidente.

Si hay sangrado, se debe controlar. Para hacerlo se puede presionar el área afectada por unos minutos o colocar hielo en dicha área.

Se debe limpiar la zona lastimada (traumatizada) para poder ver el grado y tamaño de la lesión, en caso de ver que se fracturó (quebró) o se perdió un diente, es importante buscar el fragmento o el diente completo (según sea el caso) y ponerse en contacto con su Odontopediatra.

.


Si el diente que se cayó es permanente (de adulto), se recomienda recogerlo con cuidado y colocarlo en un vaso con leche o agua limpia, trasladarse a la oficina de su Odontopediatra y recibir atención inmediata.

Según reportes y estudios realizados indican que un alto porcentaje de estos casos tienen resultados favorables si son tratados a tiempo.

Es muy recomendable que cuidemos la boca y dientes de nuestros hijos. Recomendamos siempre usar protectores bucales cuando el niño practica un deporte de contacto, así como de portar un casco cuando el niño esta paseando en su bicicleta o en sus patines.

La mejor medicina es la preventiva




¿Tienes alguna duda? Contáctanos y con gusto te atenderemos

   
 

A website by: eurekainteractiva.com